Blefaroplastia

Cirugía para realzar los parpados

blefaroplastia

La blefaroplastia o cirugía de párpados es una técnica quirúrgica que permite eliminar el exceso de grasa, piel y músculo que se forma por encima y por debajo de los ojos.

 

Es una cirugía que puede servir tanto a fines estéticos como funcionales. Y es que las bolsas de los ojos no sólo dan al rostro un aspecto cansado y hacen aparentar mucha más edad de la que en realidad tienen nuestros pacientes, sino que además pueden darse casos en los que las bolsas llegan a caer tanto -sobre todo en el caso de los párpados superiores- que incluso impiden o dificultan la visibilidad del paciente, irrumpiendo en su campo de visión y reduciéndolo de manera muy notable.

 

Desde nuestra clínica de cirugía estética en Valencia, la Clínica Barrachina, ponemos a su alcance la posibilidad de recuperar la firmeza de la piel y los músculos circundantes al ojo, deshacerse de la grasa y líquido acumulados en las bolsas y, en su caso, recuperar su campo de visión. El resultado será una mirada mucho más joven y bonita, más vivaz y luminosa.

 

Se trata, así pues, de una cirugía que va destinada a realzar los párpados, pero también a eliminar las bolsas de los ojos. De esta manera, la blefaroplastia superior realza los párpados eliminando la piel sobrante que va cayendo, ofreciendo una mirada muchísimo más bonita e intensa. La blefaroplastia inferior, asimismo, consiste en la extracción de las bolsas que se forman por debajo de los ojos, rejuveneciendo el rostro y otorgando mucha más fuerza a la mirada.

 

Cirugía de parpados Valencia

 

El procedimiento que llevamos a cabo para realizar una blefaroplastia en Valencia es muy sencillo y rápido:

  1. En primer lugar se aplica una anestesia local alrededor de los ojos que, de manera opciónal, puede acompañarse con sedantes para la correcta relajación del paciente. Esta opción correrá a elección del propio paciente si comprende que su estado de nerviosismo va a afectar negativamente a la intervención.
  2. En segundo lugar, se procederá a realizar una serie de pequeñas incisiones en la zona parpebral con el único fin de extraer la grasa y cualquier posible líquido que pueda haberse acumulado a lo largo de los años. Seguidamente se extirpará el exceso de tejido y se procederá a la retensión del músculo orbiular.
  3. Por último se cerrarán las incisiones mediante suturas muy finas con el objetivo de dejar el menor rastro posible de cicatrices.

 

Se trata de una operación muy rápida y sencilla que no entraña ningún riesgo. Además, con nuestro equipo de profesionales dotados de una tecnología punta nuestros pacientes estarán en muy buenas manos. Por su parte, la recuperación apenas requerirá más de 2 ó 3 días. A partir de entonces el paciente ya podrá hacer vida normal. Las cicatrices residuales desaparecerán por completo en un periodo comprendido entre el primer y el tercer mes transcurridos desde la operación. El resultado, por último, es muy duradero. En muchos casos permanentes, por lo que el paciente no tendrá que volver a someterse a ninguna otra operación con el mismo fin para mantener una mirada joven, vivaz y despierta.