Hilos tensores

Tratamientos regenerativos

hilos tensores

La de los hilos tensores (tratamiento también conocido como lifting invisible o por suspensión tisular) es una novedosa técnica que tiene como finalidad estirar diferentes partes de la cara (cola de las cejas, frente, surcos nasogenianos, etc.), el cuello, el glúteo y la cara interna del muslo. El resultado es la remodelación y el retensado de los contornos faciales y corporales. O, lo que es lo mismo, el rejuvenecimiento y embellecimiento del rostro.

Es un tratamiento sencillo basado en la colocación estratégica de una serie de hilos de sutura quirúrgica en las capas inferiores de la piel de la zona a tratar. Con ello se logra el anclaje tisular y, en consecuencia, el retensado de la piel.

La apreciación de los resultados es inmediata. Aunque la intervención no alcanza su nivel óptimo hasta pasados unos días. Además, es un tratamiento con una ventaja importante, y es que de no quedar satisfecho con el resultado o incluso de querer retirar los hilos transcurrido un tiempo siempre es posible quitarlos.

Modo de actuación:
Con este sistema de rejuvenecimiento regenerativo, al insertar los hilos se produce una fibrosis a su alrededor que estimula el colágeno y las elastina de la piel , redensificando el tejido y ocasionando un efecto lifting natural.

 

Ventajas:
– Redensificación cutánea: Los Hilos PDO: estimulan los fibrocitos que generan colágeno y elastina.
– Firmeza: El colágeno y la elastina actúan como una red que da sorporte a la piel
– Tersura y luminosidad: Se estimula la microcirculación de la zona por lo que se oxigena más la piel, se tersa y aparece más luminosa.
– Prevención: Al revitalizar los tejidos producimos un antienvejecimiento  que además previene la flacidez.