Botox

Inyecciones microscópicas

botox

La toxina Botulínica tipo “A” es un medicamento obtenido a través de la toxina botulínica. Se trata de una proteína cuyos efectos consisten en la relajación de los músculos. De esta manera, su aplicación en dosis microscópicas a través de inyecciones en las zonas del rostro tales como el entrecejo, la frente, el contorno de los labios y los ojos, etc. provoca la relajación de los músculos que causan las arrugas y, por tanto, la atenuación de las mismas.

Toxina botulinica tipo A

Cualquier paciente que desea borrar de su rostro las marcas de expresión y los signos de la edad como las patas de gallo encuentran que el tiempo ha ido dejando a su paso en su piel encuentra en nuestros tratamientos con bótox en Valencia la solución perfecta a sus necesidades.

Eso sí, es de vital importancia ponerse en manos de profesionales que conozcan muy bien cómo hacer un correcto uso de esta sustancia. En Clínica Barrachina ponemos a su disposición la experiencia y la cualificación necesarias para llevar a cabo este tratamiento con absoluta confianza. De este modo, un  tratamiento con toxina botulínica tipo A (Botox ®) sólo debe ser aplicado por médicos que hayan acreditado su capacidad para ello a través del correspondiente curso reconocido por la Conselleria de Sanitat y el Colegio de Médicos. El motivo de esta prevención es la necesidad de saber dónde ha de aplicarse el botox. Así, las inyecciones realizadas durante un tratamiento deben realizarse en zonas muy concretas para que su efecto sólo se dé en el músculo.

Tratamiento botox Valencia

El efecto clínico del Botox aparece a los 3 días de haber sido inyectado, siendo entonces patente el efecto que ejerce sobre los músculos de la zona tratada. Su efecto, asimismo, dura entre 4 y 7 meses en función de cada paciente. En cualquier caso, el tratamiento no debe volver a realizarse hasta transcurridos 3 meses desde la aplicación de la primera inyección.

El bótox está especialmente indicado para aquellas personas en las que las arrugas y demás signos de la edad están ya muy marcados en la piel. Los peelings y los tratamientos de resurfacing les serían de utilidad, pero sus efectos no tardarían en desaparecer. El bótox, en cambio, mantiene el resultado deseado durante mucho más tiempo.