Tratamiento celulitis

Degeneración del tejido graso

celulitis

La celulitis es la eterna preocupación de las mujeres. Con independencia de si viene acompañada o no de problemas de obesidad o sobrepeso, este problema afecta a un 95% de la población femenina. Es decir, cualquier mujer, aunque esté muy delgada, puede padecer celulitis. Pero este no es sólo un problema femenino. Los hombres también sufren celulitis localizada. Las zonas en las que más frecuencia suele presentarse este problema es en los brazos, el abdomen, las caderas, los glúteos y las piernas.

Los inicios de la celulitis se generan a través de una acumulación de grasa, agua y toxinas que entorpecen la circulación sanguínea y traen consigo una degeneración del tejido graso. Si no se trata, esta degeneración del tejido graso va reteniendo de manera muy paulatina una mayor cantidad de grasas, aguas y toxinas, lo cual agrava de manera continua el problema.

Por suerte, en Clínica Barrachina disponemos de un gran número de tratamientos para la celulitis. Entre ellos:

  • Lipolift: Este procedimiento consiste en la aplicación de unas bandas de calor profundo por infrarrojos. El tratamiento dura 10 sesiones realizadas en días alternos. Su objetivo es actuar sobre el agua y el tejido graso, eliminándolos a través del sudor y la orina, por lo que es totalmente natural e inofensivo. En nuestro centro estético solemos acompañarlo de dietas de adelgazamiento, ya que la pérdida de volumen es muy importante.
  • Mesoterapia: Se realiza 1 sesión semanal durante 10 semanas. Está más indicada para personas delgadas con celulitis o acúmulos de grasa localizadas. El tratamiento consiste en la aplicación de microinyecciones intradérmicas de distintos medicamentos, vitaminas y proteínas que facilitan la eliminación de las grasas y el agua y mejoran la circulación sanguínea.
    La mesoterapia también se aplica en la zona del rostro para conseguir el rejuvenecimiento cutáneo mediante vitaminas y minerales que se inyectan de forma superficial.
  • Presoterapia: Es una técnica mecánica que facilita la circulación y la eliminación de productos tóxicos acumulados en el organismo. Consiste en ejercer un masaje mecánico por presión mediante un aparato que controla los movimientos de un líquido en el interior de unas bolsas a modo de pantalones. Está especialmente recomendado para personas que sufren de piernas cansadas y celulitis en dicha área.
  • Reafirmación corporal: Con ella se trabaja la musculatura con unas bandas de corrientes farádicas especiales que rehabilitan los músculos. Se puede utilizar también en la cara para evitar el descolgamiento o la caída muscular facial, previniendo de esta manera la aparición de surcos y arrugas.
  • Electrolipolisis o celulolipolisis: Por medio de unas agujas intradérmicas a través de las las que transmitimos una corriente eléctrica, se consigue disminuir la celulitis y volúmenes locales. Se realiza una sesión semanal y se obtienen resultados a partir de la octava sesión.
  • Ultrasonidos: se utilizan para romper las trabéculas o tractos fibrosos que aparecen en la celulitis, responsables del aspecto granuloso de la piel. Se aplica junto a la mesoterapia.

Tras un cuidadoso estudio de su caso nuestros profesionales le asesorarán a la hora de decidir cuál es el tratamiento de la celulitis que más le conviene aplicarse.