Microdermoabrasion

Tratamiento específico con microcristales

microdermoabrasion

La microdermoabrasión es un novedoso y efectivo tratamiento estético que utiliza microcristales para pulir la superficie marchita de la piel con el objetivo de retirar la capa más deteriorada para estimular la generación de nuevas células, así como la producción de elastina y colágeno. Es un procedimiento totalmente indoloro y poco invasivo especialmente indicado para conseguir la desaparición total de las secuelas producidas por el acné, las marcas de expresión generadas por la edad, los poros dilatados, las cicatrices leves y las estrías.

Tras el tratamiento se forma una delgada capa de piel sobre la zona tratada que se irá desprendiendo a medida que se regeneran los niveles ocultos por dicha capa. Una vez que esta capa haya desaparecido, una nueva epidermis, de aspecto rosado, habrá reemplazado la capa superior de la piel. El color rosado desaparecerá gradualmente para dejar a la vista una piel joven, luminosa y sana libre de marcas, arrugas o impurezas de ningún tipo.

La microdermoabrasión puede llevarse a cabo sobre cualquier parte del cuerpo y en todo tipo de pieles.  Dado su reducido nivel de agresividad, además, está especialmente indicado para el rostro.