Manos resecas, con picor y a veces escozor. Estos síntomas han afectado prácticamente a todas las personas que están padeciendo el invierno. La crema hidratante, se ha convertido desde siempre en una de las soluciones más eficaces para resolver el problema. ¿Por qué tenemos la piel tan seca y nos salen incluso eccemas?

Un reciente estudio en el British Journal of Dermatology, trata de explicar el porqué. Tras investigar la piel de las mejillas y manos a 80 adultos sanos con una edad comprendida de entre los 18  y 70 años, se descubrieron algunos resultados. Entre ellos, destaca la diferencia en los niveles de filagrina, una proteína que contribuye a mantener la barrera epidérmica durante los meses de invierno.

El invierno, el enemigo de la piel

Asimismo, también se registraron numerosos cambios en la textura de las células de la capa más externa que tiene la piel. La barrera de la piel está afectada por cambios climáticos. En invierno, niños y adultos padecen rojez en la cara e incluso, algunos sufren afecciones cutáneas como eccema atópico y rosácea. Las células de la piel padecen una contracción y cambian su superficie. Se debe proteger la piel con hidratantes en invierno y protector solar en verano. Para combatir la sequedad en brazos y piernas, es importante apostar por una loción sin perfume. Ceramidas, ácido hialurónico, avena coloidal o manteca de karité son los ingredientes que mejores resultados dan.

Las cremas y geles son los mejores aliados

Sin embargo, la crema no es lo más importante, sino el jabón empleado. Debe ser un gel suave libre, ya que los lípidos naturales de la piel se pierden su se usan jabones muy agresivos.

Para las manos, es útil una crema que no requiera muchas aplicaciones y para la cara una crema con ceramidas, además de un protector solar. En caso de que aparezcan eccemas, es importante consultarlo con el dermatólogo para aplicar soluciones rápidas y eficaces que curen la piel y se mantenga limpia, luminosa y saludable.

Comments are closed.