Cuidarse por dentro, tiene mucho que ver con hacerlo por fuera. Las grandes empresas de cosmética muestran un gran interés a la hora de extraer el máximo provecho a los activos que contienen saludables componentes alimenticios, para así formar parte de innovadoras fórmulas cosméticas.

Para ello, son varios alimentos los que destacan en ello. Aguacate, espinacas, setas o soja debido a su alto contenido en nutrientes y antioxidantes, conforman el grupo de los denominados superfoods cosméticos. Se trata de alimentos que se consideran grandes tesoros para poder preservar la belleza y la salud de la piel.

Después de los excesos navideños, es muy importante depurar el organismo y acudir a la cosmética de estos superalimentos para así ver la piel radiante y saludable en poco tiempo. A continuación, exponemos las virtudes de una serie de aliados cosméticos con los que alimentar la piel.

Açai: Se trata de un fruto exótico morado y procede de Brasil. Es un cóctel de vitaminas y minerales con un poder revitalizante usado en cosmética para dar luz y calmar la piel sensible o dañada.

Aguacate: Posee unas propiedades muy interesantes para la piel. Contiene vitamina E y C, antioxidantes que previenen el envejecimiento.

Arándanos: Contienen ácido elágico, usado para prevenir el daño de los rayos solares. Es muy revitalizador y antioxidante, por lo que es muy útil contra el envejecimiento, puesto que regenera y protege, además de evitar las arrugas.

Bayas de Goji: Muy ricas en nutrientes. Contienen un total de 21 oligoelementos, 18 aminoácidos, más vitamina C que el kiwi y más betacaroteno que las zanahorias. Resuelve el aspecto de la piel fatigada y apagada.

Chía: Sus semillas son una fuente importante de omega 3, un ácido graso vital para el organismo que posee efecto antiinflamatorio. Se incluye en tratamientos de piel seca debido a que nutre e hidrata.

Cúrcuma: Hierba aromática astringente, exfoliante, antiséptica y antiinflamatoria. Muy útil para tratar las pieles grasas o el acné.

Espinacas: Se trata de una hoja muy rica en antioxidantes y vitaminas A, C, E, K y B2, ácido fólico y minerales como el hierro, magnesio y zinc.

Granada: El aceite de sus semillas es rico en ácidos grasos, fitoesteroles y vitamina E. Posee antirradicales libres y ralentiza el envejecimiento.

Matcha: Es un té verde molido lleno de antioxidantes como el Epigallocatechin gallate, un polifenol que combate el acné por reducir la elaboración de sebo en la piel. Además, protege la piel contra los rayos UV que aceleran el envejecimiento. Al poseer L-Teanina, aporta energía al organismo y a su vez, rejuvenece las células de la piel.

Miel: Mantiene la hidratación y tiene efectos suavizantes.

Jalea Real: Contiene vitaminas B1, B2, B5, B6, B8, E y PP, además de ácido fólico en su interior. Supera a la miel en cuanto a propiedades y se usa para rejuvenecer.

Propóleo: Un gran aliado para pieles con acné, bacterias y hongos que puedan afectar a las capas externas de la piel. Las cura y las protege del exterior.

Moringa: Sus hojas sirven para frenar la acción de los radicales libres. Se encuentran en champús y desmaquillantes para pieles grasas.

Quinoa: Muy rica en proteínas y aminoácidos como arginina, lisina y cistina, ayuda a limpiar la piel de forma profunda y suave, mitigando los daños del cabello fortaleciéndolo.

Setas: Las setas shiitake, reishi y maitike son las elegidas por ser despigmentantes. Su ácido kójico atenúa el color de las manchas e ilumina la piel.

Soja: Esta legumbre retiene la hidratación de la piel, evita tener el rostro seco, tiene efectos antioxidantes, previene la acción de los radicales libres y además, estimula la creación de colágeno.

Con estos superalimentos, conseguimos tener una piel limpia, luminosa y saludable. Algo muy importante para las personas, puesto que determina en muchos casos un aspecto saludable y rejuvenecedor de nuestra piel. La naturaleza no deja de sorprendernos con los alimentos que proporciona, por lo que es muy importante aprovecharlos y nutrirnos de ellos, estimulando nuestra piel y cuidándola.

Comments are closed.