Descubre cuáles son los beneficios del agua de mar para la piel

Llega el calor y las altas temperaturas y con ello, la necesidad de contrarrestar los efectos gracias a la playa. En caso de que busquemos pasar unos días en algún lugar de costa, debemos analizar que no solo disfrutaremos de unos días de descanso, sino que además de ello, beneficiaremos a nuestra piel gracias al agua de mar.

 

La sal del agua de mar tiene un efecto exfoliante muy saludable

 

Los dermatólogos advierten que la piel mejora su aspecto gracias a la composición del agua del mar. Asimismo, en caso de padecer algún tipo de patología cutánea como puede ser la psoriasis o el acné, notaremos una gran mejoría tras los baños con agua salada en el mar.

 

En primer lugar, hay que destacar que el agua del mar contiene vitaminas, sales minerales, oligoelementos y aminoácidos que favorecen la regeneración de la piel. Además, en caso de que tengamos alguna herida, el zinc, el yodo, el azufre, el calcio o el flúor ayudarán al proceso de cicatrización.

 

Además de ello, cuenta con microorganismos que producen sustancias antibióticas, antimicrobianas y antibacterianas. Por ese motivo, el contacto con el agua salada tiene propiedades desinfectantes. La sal del agua de mar tiene un efecto exfoliante muy saludable, por lo que ayuda a suprimir la piel muerta y dañada. Es importante destacar que contribuye a la limpieza de toxinas e impurezas acumuladas en la dermis.

 

Por otro lado, los minerales del agua de mar como el magnesio, son determinantes para hidratar y nutrir la piel, consiguiendo un efecto reparador. La combinación de agua de mar y sol favorece también la producción de vitamina D, que es fundamental para que la piel obtenga vitalidad y elasticidad. Sin embargo, remarcamos que el agua de mar no protege de los rayos solares, por lo que deberemos usar protector.

 

En caso de que padezcamos acné, las propiedades antibacterianas de la sal marina y el efecto secante del sol con protección, favorecerá que paulatinamente desaparezcan los granos y puntos negros. Respecto a la salud de nuestra piel, hay que tener en cuenta que el contraste que existe de la temperatura del agua del mar y el impacto de las olas estimula la circulación.

 

No nos olvidemos tampoco de la arena de la playa. A pesar de que nos pueda molestar o que se nos ensucie la toalla o las zapatillas, cuenta con distintas propiedades muy beneficiosas. La arena de la playa es exfoliarte y es efectiva pata mantener los pies exfoliados. En el momento en que estamos paseando por la orilla, estaremos eliminando sin darnos cuenta la piel muerta y eliminando la aspereza que se acumula en los talones.

 

Sin dañar nuestra piel, podemos hacer lo propio también con otras zonas de nuestro cuerpo. En el momento en que la tengamos húmeda, podemos añadir un puñado de arena en algunas de las zonas para eliminar la piel muerta o descamaciones que haya en ellas. Es una oportunidad estupenda de darnos un merecido masaje.

Comments are closed.